lunes, 15 de diciembre de 2008

¿Porqué de pronto me recuerdo del dicho: “Mal paga el diablo a quien bien le sirve?... a saber


Por diversos motivos cada vez me cuesta más encontrar el tiempo para escribir aunque sea unas cuantas líneas y publicarlas.
Tengo en mi cabeza mil escritos programados, ideas para plasmar en papel, palabras atravesadas entre mis ganas y mis manos, que no llegan a concretarse con la pluma o la tecla.

Sin embargo, la mediocridad y la falta cada vez más notable de desfachatez en la que está cayendo la campaña política (¿es que alguna vez no fue así?), me obligó a romper el silencio en estas líneas, aun interrumpiendo mis labores diarias.

Esta mañana se me ocurrió revisar El Faro, sólo para encontrarme con una nota que señala algo que llamó mi atención desde hace una semana, pero que por la misma falta de tiempo no había tocado.

En las librerías del país se encuentra un libro nuevo escrito por el pastor Rómel Guadrón, quien supuestamente y tal como lo explica el periódico digital, Admite sin reservas que él y una treintena de pastores más pactaron con el partido Arena los votos de la feligresía en 2004 a cambio de “bonos””.

El artículo dice textualmente:
El pastor Rómel Guadrón, luego de tres años decepcionado en silencio por un pacto que el gobierno no le cumplió, decidió levantar polvo y contarle al país en un libro –“La verdad sobre los cristianos en la política de El Salvador”– cómo fue seducido para llamar a la feligresía a votar en 2004 por el hoy presidente, Antonio Saca.
Ya con el libro escrito, armó tremendo alboroto en el equipo del candidato que hoy corre para la presidencia por Arena, Rodrigo Ávila, luego de que le enviara el libro para su aprobación antes de presentarlo públicamente. Y estuvo a punto de no hacerlo. Es que Ávila le pidió que no lo diera a conocer por su contenido explosivo, y aseguró que él no era como Saca y le prometió pagarle lo que ya había gastado en la publicación, dice el pastor. “¡Pero vueeelven a fallar!”, y por eso lo publicó
”.

Esto no pudo menos que causarme malestar pues me doy cuenta de que el mayor problema en todo esto, no es que el gobierno haya pactado tal desfachatez, ni siquiera que el pastor admita que eran varios más los implicados que guiaron por un interés político y mezquindad, a sus fieles a votar por la derecha.

Lo más grave es que sin la más mínima vergüenza, el pastor declara y admite, que la única razón para haber roto el silencio, no fue el recapacitar y arrepentirse de aprovecharse de la fe de sus fieles para conseguir intereses propios muy alejados de la religión; sino que simplemente, el no haber recibido el pago pactado con el partido en el poder.

Eso causa hasta mareos, pues no sólo admite su culpabilidad, sino que la restriega en la cara de todos sus fieles al declarar que los guía según su conveniencia en un juego político para sacar provecho y del cual solo lo hace publico porque no le pagaron sus "bonos".

Ahora espera que la gente le compre el libro para sacar algún tipo de ganancia a pesar de que el partido no le pago. Lo triste es que ahora se escuda diciendo que le pareció mal que utilizaran a Dios como amuleto y que se burlaran de los pastores y cristianos.

Yo creo que aquí nada tuvo que ver ni Dios, ni la religión que se menciona; independientemente del tipo de creencias religiosas que se tengan, cuando alguien decide entrar en “malas juntas” y hacer cosas que van en contra de la ética personal (claro… de los que tienen ética), terminará en algún momento, simplemente cosechando lo que sembró.

Este es el eterno problema de este nuestro país, NO EXISTEN LIDERES a los cuales seguir. Esa es la gran barrera que nos impide madurar políticamente y continuar siendo carne de caza de los mismos de siempre, que no permiten a este bello país desarrollarse. Ni modo, así nos toca, por el momento veamos este nuevo capítulo de la novela política bajera y esperemos que el próximo nos traiga distracción más sana… aunque con nuestro “eficiente” TSE lo dudo jaja.
Al final, no se porqué de pronto me recuerdo del dicho: “Mal paga el diablo a quien bien le sirve... a saber...

jueves, 13 de noviembre de 2008

Señores: Obama no es igual a izquierda y mucho menos ortodoxa o chavista


A estas alturas ya todo el mundo sabe que Barak Obama es el nuevo presidente de EUA y que entrará en funciones el próximo mes de enero de 2009.
La noticia fue acogida en el mundo como la apertura al cambio por parte de la población de los Estados Unidos. Sin embargo, acá en El Salvador, de alguna manera se ha gestado una proyección de ese importante suceso histórico, como parte de los movimientos de izquierda del continente.
Hay que tener claro que Obama, a pesar de ser el estandarte de minorías y significar efectivamente un esperado cambio en las políticas económicas y de relaciones exteriores con otros países, no representa un apoyo a regímenes como el de Chávez en Venezuela.
De alguna manera, acá están vendiendo la imagen de que Obama dará apoyo a Chavez y el resto de miembros de su club, cosa que no es apegada a la realidad. Las relaciones con países como Bolivia, Venezuela y Cuba es posible que cambien, incluso que mejoren, pero no necesariamente implica un cambio total de mentalidad de EUA para con estas naciones.



La derecha también hizo lo suyo, aportando a esta imagen de “Obama chavista”, con actitudes tan lamentables como la del candidato a diputado, Mario Valiente, quien en muestra clara de su ineptitud e incompetencia política a pesar de llevar tantos años en el campo político nacional, criticó durante una entrevista en radio 102.9 el pasado 3 de noviembre (2008), a la población norteamericana días antes de las votaciones y hasta pidió a Dios que “el pueblo estadounidense no se equivoque votando por Obama”.
Llegó incluso a comparar a Obama con Hitler, en una extraña conjetura que no puedo más que calificar de ¿“Mariovalentiniana”?. ¿Qué tipo de clase política tenemos en nuestro país, que mete la pata de manera tan desenfadada, interponiendo los temores de un partido como imagen de toda una nación?.


El mundo pasa por una crisis económica, le guste a quien le guste o no, Estados Unidos es el eje político económico en el cual descansa la economía mundial y lamentablemente si hay crisis en ese país, la habrá tarde o temprano en el resto de naciones. Es ingenuo pensar que la entrada de Obama “curará” todos los males, pero es posible que sí ayude un cambio de timón (si es que esto seda).
El Salvador depende en gran medida de las relaciones con EUA y de las remesas de quienes deciden buscar mejores oportunidades fuera del país, así que lamentablemente estamos más que expuestos a que nos afecte la crisis. Eso hay que tenerlo claro tanto para la izquierda como para la derecha y el centro, si es que existiera realmente en nuestra política.
Algo hay que tener claro, Obama no es de izquierda. Puede, y esperamos que así sea, que mejore relaciones con Latinoamérica y mucho más con gobiernos de la llamada izquierda moderada, que ayude a EUA a salir del atolladero de la guerra en Irak que sólo genera muertes y más odio, pero no creo que cambie todo el sistema político económico de esa nación, al menos no por completo.
Por el momento no queda más que esperar y "rogar a Dios" porque lumbreras como don Marito no nos deje mal parados frente al mundo.

¿Cada pueblo tiene el gobernante que se merece?...Tal vez


Esta mañana estuve viendo parte de una entrevista por televisión en la que apareció el magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral TSE, Walter Araujo, declarando que “(el TSE) a partir de mañana" sancionará a todo partido político que ejerza campañas que violen la ley salvadoreña.
Araujo “aclaró” el hecho de que el TSE no puede reaccionar de ninguna manera sobre campañas políticas o “sucias”, fuera del período establecido legalmente. Por eso será "hasta mañana" que han decidido iniciar cualquier acción, a pesar de que las campañas políticas y las guerras sucias, son el pan nuestro de cada día desde hace ya un año.
Esto me generó un sinsabor porque me hizo pensar ¿entonces para qué existe el TSE y las leyes?. Es decir, entiendo que existan otras entidades legales a las cuales se puede recurrir, como los distintos juzgados, la procuraduría, etc., pero ¿Acaso no es un secreto a voces que los dos partidos políticos mayores del país iniciaron sus respectivas campañas fuera del período legal?.
Para qué tener un organismo electoral que aparentemente no cumple, ni hace cumplir, ni le interesa porque se escuda en “verdades aguadas” como aquello de “mientras no se pida directamente el voto, no es campaña”… perdón por la expresión pero “CHAAAAME”.
Ahora tenemos unas elecciones que según pintan, serán entre dos candidatos nada más (y ¿es que no es asi ya?) y nosotros los que no creemos en esas dos opciones, estamos sometidos entre un lado y otro, los cuales sólo creen que existe "su verdad absoluta" y arremeten contra todos los demás que no piensan igual. Yo no quiero un país lleno de corruptos, aprovechadores y despotas, pero tampoco quiero un país sumido ene l odio, sin libertades y de igual manera lleno decorruptos.
Al final miles de salvadoreños siguen votando por los mismos de siempre, por un lado un grupo de inoperantes, violentos, corruptos y llenos de resentimiento, y por el otro lado, un grupo de corruptos, inoperantes, violentos, que llenaron de resentimiento… ups… y quién es quién, al final del día yo no los distingo ¿y usted?.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Cuando ataca la decepción ¿Navidad sin juguetes?

Bueno, ya llevo demasiado tiempo de no escribir nada debido en parte a la falta de mi máquina, que espero pronto retorne del taller, y además por falta de tiempo.
Debido a la época, decidí hablar un poco del fenómeno que me ronda la cabeza desde hace algunos días: La recolección de juguetes de este año.
Como saben mis allegados, cada año recolecto juguetes para regalar a niños de zonas rurales, pero este año decidí no hacerlo ante el desgano en el que caí el año anterior.
Costó mucho trabajo el reunir la cantidad de juguetes requerida y de hecho, la meta no la alcanzamos así que compre casi la mitad de los juguetes que al final regalamos, cosa que este año no me sería posible repetir, pero lo del desgano no fue tanto por las dificultades para obtener los juguetes y las piñatas, sino por la actitud de algunos de los padres de los niños, quienes en lugar de aceptar que alguien les lleve algo, se dieron a la tarea de protestar por el tipo de juguete o exigir cambios, aderezando con protestas por las piñatas y otras cosas menores.
Al final los niños, para quienes realmente prepare todo ese barullo que ustedes me ayudaron a convertir en realidad (GRACIAS por eso), quedaron muy felices aunque con padres de caras largas. Sin embargo, esta vez no me bastó la sonrisa de cada uno de los menores, porque en lugar de darme por satisfecho, me hizo pensar en lo mal agradecidos que somos los salvadoreños en general.
Es decir, claro que no todos, pero si una buena parte dependiendo de las situaciones. Tenemos esa mala maña de no agradecer las cosas como se debe, no sólo un grupo de padres insatisfechos, sino también aquella persona que casi nos golpea con el carro en cualquier calle y que en lugar de disculparse se enoja, misma actitud digamos “estándar” ya que cuando cometemos un error, actuamos como si en lugar de disculparnos, fuéramos nosotros mismos los ofendidos y decidimos “ser más enojados que el otro”. Este fenómeno es más común en nuestra población de lo que todos creemos.
Pero bueno, a lo mejor a ultima hora decido dar marcha atrás a mi falta de ganas e inicio lo de los juguetes… quien sabe, hasta podría terminar llevando un año más los juguetes a pesar de que los padres no quieran jeje.

domingo, 7 de septiembre de 2008

¿Corrupción en la PNC?, los medios de comunicación parecen decir que sí


No cabe duda que a pesar de que ya deberíamos estar acostumbrados a las noticias sobre corrupción, la resignación nunca garantiza que no nos sorprendamos e indignemos cuando descubrimos un nuevo caso de corrupción en las instituciones públicas nacionales.
Al menos eso fue lo que sentí cuando leí en diversas notas, sobre posibles hechos de corrupción en insittuciones que se suponen, deben velar por resguardar la seguridad de los salvadoreños, como el caso de la Policía Nacional Civil y la Interpol, división El Salvador.
En una nota del periódico CoLatino, se señalan acusaciones en contra del Subcomisionado de Interpol El Salvador, Jacobo Flores Velásquez, a quien vinculan con supuestas negociaciones ilícitas, irregularidades administrativas y disciplinarias en contra de algunas personas de la PNC, e incluso se señala que este subcomisionado fue asignado pese a expedientes disciplinarios en su contra.
Esto toma mayor relevancia cuando apenas 2 dís después, aparecen en los periódicos nacionales la noticia de posibles irregularidades en la Policía Nacional Civil, concretamente relacionadas al ex director de esa corporación policial, Francisco Rovira Mejía. El actual director de la PNC, Tobar Prieto, expresó que actualmente se está realizando una auditoria interna que permita definir si existen irregularidades financieras cometidas durante el período de Rovira.
Pero alguna razón de peso debe existir para que los medios de comunicación publicaran información de posibles irregularidades, como el caso de El Diario de Hoy, que señala: "Aún se desconoce –oficialmente–la cantidad de personas que fueron contratadas como asesores o colaboradores por el ex directorFranciscoRovira. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Seguridad explicaron queRovira habría empleado a una cantidad de personal que sobrepasó la capacidad financiera y eso habría derivado en una crítica situación de la institución"; y que además indica acciones como la compra de un gimnasio por un valor de $27 mil, por parte del ex director.
O La Prensa Gráfica, que señala en sus páginas: "Las contrataciones anómalas al interior de la Policía Nacional Civil (PNC) durante los seis meses que permaneció al frente de la institución Francisco Rovira no solo involucran a los nueve asesores que tenía el ex funcionario en la dirección, sino que también la incorporación de tres familiares del subcomisionado Mauricio Antonio Arriaza Chicas, actual jefe de la delegación de Santa Ana, a diferentes oficinas de la corporación policial".

Asi es la vida, mientras se habla de sueldos de $2000 para los asesores contratados por Rovira, se señala en los mismo medios, que policias que gozan de un bono de $114 mensuales, se quejan de que aún no han recibido el pago de este, desde el pasado mes de julio y que atribuyen la tardanza del pago a la mala administración deRovira, quien parecía estar más ocupado en asuntos "más relevantes", como formar la banda de guerra más grande del país, según EDH.
Que exista corrupción dentro de una institución como la PNC no es algo nuevo, sólo basta recordar escritos como el de revista Proceso, de la UCA, del año 1997, cuando señalaba "Asesinatos, robos, secuestros, violaciones y actividades de narcotráfico han tenido como protagonistas directos a agentes y mandos medios de la PNC; varios de ellos, incluso, han sido expulsados del cuerpo policial".
Sin embargo, esperamos y mantenemos la fe, de que la entrada de un nuevo director a la corporación policial ayude a erradicar, o al menos minimizar los casos de corrupción en dicha entidad; y que igual suceda en el caso Interpol, si es que existen realmente indicios de corrupción en su interior, ya que si no podemos confiar en nuestras insitituciones, y sobre todo en las que se suponen velan por nosotros, estaremos perdidos.
Sólo espero que si se llegase a comprobar que en ambas instituciones sí existe corrupción, no se deje un vacío de justicia ante alguna enfermedad como catarro o "angina de pecho", como en otros casos.

Felíz 15


Se aproxima un nuevo 15 de septiembre. Una nueva fecha para que los medios de comunicación retomen la fiebre patriótica y realicen el llamado al pueblo para que recuerde lo hermoso que es nuestro país y su historia.
Ojalá y no se torne una oportunidad más para que los tentáculos de la incipiente politiquería nacional se tome la tarea de arruinar las festividades, con maniobras que conviertan las celebraciones en vulgares retazos de campañas políticas bajas y mediocres.
Sin embargo, mi interés esta vez no recae en hablar de lo anterior, que de seguro a mediados de las festividades patrias, ya se dará más de una portunidad para hablar del tema.
Esta vez sólo quiero recordar a alguien en quien no he pensado mucho en los últimos años, una persona a quien aprecié como amigo y que nos dejo antes de lo esperado. A quien por un capricho de la vida, a pesar de la amistad que nos unió, quizá por una maniobra "inconsientemente a propósito", si es que esto es posible, olvidé.
Ya no recuerdo la fecha en que por cuestiones que no vienen al caso, lo arrancaron de la vida; pero tal y como alguna vez decidi tomar una fecha importante para ubicarlo en mis recuerdos, tomaré prestada un año más, la fecha de nuestra historia patria para desearle paz y descanso.
Amigo, espero que todo este bien por hallá y que de alguna manera sepas que se te recuerda el 15, sin motivo, sin fecha, sin nombre...tu sabrías que siempre fui asi. Total, la vida sólo es una, aquí o aya...sólo una.
QDDG.

lunes, 25 de agosto de 2008

Hoy te firmo, mañana te lo cumplo... y sino, te enseño mi novela




En el escrito anterior mencionaba un curioso anuncio político que esta siendo transmitido por televisión nacional, sobre una especie de novela llamada “La Mentira”, que no es más que una patética muestra que deja al descubierto la poca capacidad de debate y los nulos argumentos para desafiar que mantienen nuestros contendientes políticos de todos los bandos.

Hablando con mi novia sobre esto, me señaló algo en lo que no había pensado seriamente (si es que se puede pensar seriamente respecto a este tipo de “productos”), y es que sólo en El Salvador, se pueden ver cosas como esa.

Mientras en otros países los debates políticos son los instrumentos utilizados por la clase política para contrarrestar los argumentos de sus competidores y además expresar los propios, así como presentar al pueblo las diferentes propuestas de gobierno o de planes para tratar de resolver los problemas nacionales, en nuestro querido país, los políticos y los padres de la patria, se oponen a todas luces a participar en cualquier evento que huela a debate porque claro, ahí tendrían que hacer uso de verdaderas propuestas y argumentos de peso para defender sus posiciones, en lugar de tomar el camino fácil de simplemente ofender a sus antagonistas y prometer cosas bonitas.

Con discursos “tan profundos y de alto calibre analítico” como “Hoy te lo firmo, mañana te lo cumplo” (frase que merece un premio a la imaginativa y suspicacia por la profundidad que presenta jeje), los candidatos buscan la aceptación del pueblo y con la magia de la publicidad, hasta es posible que lo logren pero los problemas que aquejan a los salvadoreños continuarán sin propuestas de solución.

Esa misma frase tan profunda, mencionada por el candidato de la derecha, me recuerda a otra no menos pintoresca mencionada por el ex presidente Flores durante su campaña electoral, cuando decía “Somos hilos de una misma madeja”; expresiones hechizas que lejos de aportar algo, tratan de ocultar una incapacidad gubernamental para responder a las exigencias de la población y sobre todo, para enfrentar de manera inteligente y con fundamento a sus adversarios políticos.

Siempre creí que de alguna manera, voluntariamente la izquierda salvadoreña se rebuscaba por perder toda oportunidad de gane frente a la derecha en las elecciones durante estos últimos 15 años, pero me parece que esta vez, por mucho que lo intenten no podrán perder, aunque todo es posible en esta vida y quien sabe si al final los esfuerzos del Frente, iniciados con su propuesta de Cerén para vicepresidente, dan fruto y terminan perdiendo las elecciones.

Por otro lado,contrario a lo que argumenta la derecha salvadoreña respecto a que el lleno total del estadio Cuscatlán por seguidores areneros significa una victoria segura y la mejor indicación de unidad dentro del partido en el gobierno, me parece que lo que realmente fue, es una clara señal del temor que impera en ese sector político.

Cuando la derecha sale a las calles para probar algo como su unidad o fuerza, es porque se encuentra en situación extrema. Durante décadas, los venezolanos soportaron los vejámenes de partidos políticos corruptos, que llevaron al final a que aceptaran sin miramientos la llegada de Chávez al poder. Luego, cuando se sintieron atacados por el que creían paladín y en vista de que no encontraron otra salida, decidieron lanzarse a las calles en sendas marchas.

Ahora, la derecha salvadoreña está siguiendo similar estrategia, llenando estadios y mostrando por televisión que son capaces de topar calles, pero a mi parecer, es una especie de grito desesperado ante la falta de defensas, argumentos e inteligencia política. Cuando la derecha se ve obligada a salir a las calles, es porque verdaderamente están en extremo preocupados.
Trabajos tan profundamente pensados y de tan alto contenido analítico como el titulado “La Mentira”, cuyos parlamentos e historia en general parece sacada de una caja de Corn flakes, son tan pero tan pintorescos que no pude menos que reírme ante la gracia que me causó ser testigo de tan desesperada ¿táctica? Y preguntarme quién sería la lumbrera de conocimiento que tuvo tan brillante y encandiladora idea (y los riñones para llevarla a la televisión jeje).

No soy partidario del Frente, pero debo admitir que ante tan inspiradora “políticonovela” de la derecha, esta vez la izquierda se anoto el gol; a ver qué pasa en el transcurso de este juego electoral, ojalá y no nos decepcionen privándonos de tan magnos espectáculos como la novela o las letradas expresiones “candidatezcas”, tanto de un bando como de otro.

¿Cómo se pueden refutar argumentos tan "solidos" como "el primer gobierno ciudadano"?. Me pregunto, ¿será que los gobiernos de Saca, F. Flores o Cristiani, fueron gobiernos militares?; Acaso no se trata de un simple continuismo del partido en el poder, mientras que por el otro lado esta la posibilidad de un nuevo lider de izquierda, pero bajo la sombra de terminar siendo sólo un instrumento de viejos dinosaurios que no quieren dar verdadero paso a nuevas generaciones.

No cabe duda que la falta de inteligencia política estará haciendo estragos en los discursos y acciones de los candidatos y dando a la vez paso a maniobras puramente publicitarias. Dependerá del pueblo al final escoger al... ¿cómo decirlo?... "menos pior" jaja, como dicen en el campo.

Mención aparte merece el artículo del analista de La Prensa Gráfica, Juan Héctor Vidal, con quien no comparto la mayoría de sus puntos de vista, pero a quien al menos en esta ocasión me uno en cuanto a la parte de su artículo de este día, en donde menciona los cambios que ha realizado el TSE, pero de igual manera menciona que la corrupción no es un mal exclusivo de las derechas, sino que puede y afecta de igual manera a gobiernos de izquierda.

Considero valido lo expresado por Vidal: “A la reciente decisión del TSE de adelantar la fecha para convocar a elecciones, se suman otras decisiones cuestionables que no contribuyen precisamente a consolidar la democracia, como separación de las elecciones, el rechazo del último censo para distribuir el número de diputados y la burda maniobra de dar como válidas las papeletas de votación que no cuenten con la firma del secretario y el sello del presidente de la Junta Receptora de Votos”.

“esto debilita más la institucionalidad y despierta ronchas mayores en la izquierda radical; incluso la alienta a extender sus posiciones viscerales a sectores que solo indirectamente tienen que ver en la disputa del poder”.

Sólo resta mencionar que comparto de igual manera, el expresar que hay que “apelar a la sensatez, el buen juicio y la tolerancia de don Rodrigo y don Mauricio, para que en la búsqueda del favor del electorado, no dividan más al país, acudiendo a consignas que solo generan mala voluntad de actores”.

Sólo que en mi caso, recalco aquello de apelar tanto a don Rodrigo como a don Mauricio, pues me parece certero que no sólo se le pida a un lado, cuando los partidos de ambos candidatos son los que hacen mayor gala de la intolerancia política y social.

Sigamos rezando



Aunque ya se me está convirtiendo en costumbre, aqui dejo de nuevo otro escrito que ya tiene 2 o 3 días, pero que aún es factible.
22 de agosto de 2009
Cada vez más nos acercamos a las elecciones presidenciales del 2009, año en que se realizarán los comicios más importantes de los últimos años, pues la posibilidad de que la izquierda llegue a gobernar es mucho mayor debido a la perdida de fe que sufren los salvadoreños ante 4 periodos seguidos de gobierno de derecha.
Un gobierno que, aunque de diferentes presidentes, plantea las mismas soluciones a medias durante estos 20 años. Mientras tanto, la corrupción continúa invadiendo toda instancia pública y en todos sus niveles, la delincuencia persigue a cada salvadoreño en cualquier rincón del país y la desesperanza, la pobreza y el alto costo de la vida continúan quitando el sueño a miles de salvadoreños.
Contrario a lo que aseguró en días pasados una diputada del partido oficial, no creo que los niveles de inseguridad estén bajando en el país al punto de que la población se preocupa menos por ese flagelo.
Mi percepción, no sólo por conocer la reacción de personas comunes de nuestra sociedad como vecinos, familiares, amigos, etc., además de desconocidos que se expresan a través de medios de comunicación así como de las noticias sobre asaltos y personas asesinadas que se reflejan en dichos medios cada día; sino porque yo mismo vivo día a día el temor que se respira en calles y viviendas, es que simplemente la inseguridad invade cada hogar nacional.
En cada parada de autobuses se percibe el temor de unas personas hacia otras; el señor que mira con desconfianza al joven que se acerca para aparentemente tomar el autobús, la mujer que mira de reojo al señor; y el mismo joven, que trata de ver hacia los lados para “vigilar” que nadie se le acerque con malas intenciones.
Por supuesto, el pueblo puede con todo y sale a trabajar cada día y a merced de la delincuencia, no porque sepa cómo defenderse, sino porque simplemente en esta vida que llevamos, el que no sale y trabaja, no sobrevive.
Y ¿qué le queda a los salvadoreños más que rezar cada día al salir hacia el trabajo?, para tratar de calmar sus temores pensando que encomendarse a alguien o a algo, le salvará de caer victima de ladrones o cualquier otro ente que le pueda causar daño como los buseros que irresponsablemente les someten a inseguridad e irrespeto en las calles, los altos cobros por servicios públicos, la mala atención en hospitales nacionales y en el Seguro Social así como la falta de medicinas.
Mientras este es el diario vivir para muchos, nos debemos conformar con ver a nuestra “honorable” clase política sacar todo trapo sucio al ruedo y despotricar unos contra otros en el afán de, unos por mantenerse en las esferas de poder que les permiten seguir acabando con todo lo que sea posible con tal de sacar provecho; y de otros, por llegar a suplantar a los que ya están pero no para mejorar las cosas, sino para ser ellos quienes puedan acabar con todo y sacar ganancia.
Es en este contexto que aparecen cosas tan ridículamente patéticas como un reciente anuncio televisivo denominado “La mentira” que no es más que una burda muestra de la poca capacidad política y de reacción que poseen algunos entes políticos.
Mientras tanto, otros también hacen lo suyo sacando comerciales que hablan de mejorar todo con un cambio, pero limitándose a señalar los problemas que ya todos sabemos que existen, sin especificar la tan anunciada solución en forma de planes de gobierno o propuestas políticas reales.
Es muy fácil sacar un anuncio que diga Hay que “acabar con la pobreza, el alto costo de la vida…” etc., lo difícil es pensar y expresar la manera en que se resolverían todos esos problemas que se señalan, por eso no creo en ninguno de esos comerciales a pesar de ser de extremos diferentes, significan una sola cosa: poca capacidad política y nula voluntad para resolver los problemas nacionales.
Mientras tanto, sigamos rezando…

viernes, 22 de agosto de 2008

Despidos en La Prensa Gráfica, ¿qué esta pasando?


Ayer se cumplió una semana desde que Directivos de La Prensa Grafica despidieron a más de 170 empleados entre administrativos y miembros de su equipo periodístico. En su momento, escribí algo sobre lo que pienso respecto al hecho, pero como siempre, el tiempo y las posibilidades me faltaron y no lo publique. Así hubiera quedado si no es porque un querido amigo me preguntó “¿Por qué el blogg no ha sacado nada respecto a los despidos en la prensa?”
Ante esta interrogante decidí, aunque tarde, publicar lo escrito en su oportunidad, quizás empujado también en parte por un escrito de Paolo Luers, enviado por mi novia, que en parte señalaba ciertas ideas que me parecen muy interesantes sobre el tema.

“Viernes 15 de agosto de 2008

Esta mañana se confirmó lo que ayer sólo era una verdad a medias, más de 170 trabajadores de La Prensa Gráfica (LPG) fueron despedidos de sus puestos laborales, de un día para otros y sin casi ninguna explicación más que “por problemas económicos”.
Desde el punto de vista de LPG como una empresa privada, no se le puede exigir cuentas por los despidos, ya que mantiene todo el derecho legal en hacerlos, siempre y cuando se les indemnice y cumplan todas las legalidades del caso, reseñando acá que La Prensa Gráfica indemniza cada año a sus trabajadores así que dicha acción no le representará mayor problema.
El punto delicado a tratar sería entonces el lado ético de la situación, el despedir a casi un 20% de su equipo total de trabajo, de un día para otro y sin mayores explicaciones, según cuentan varios de los afectados.
Durante el programa “A primera hora”, de radio 102.9, Paolo Luers pidió incluso la renuncia de Gabriel Trillos, Director Editorial de LPG, aduciendo que el despedir intempestivamente a tantos trabajadores, es una falla de administración, de la cual el único responsable es Trillos ya que “fracasó” en su labor.
No hay duda de que los más afectados son todos los trabajadores que fueron cesados de sus puestos, pero los que aún quedan laborando, ganaron en parte presión psicológica también, ya que están con los nervios de punta, esperando noticias sobre quién será el próximo despedido.
Definitivamente existen otras formas de hacer las cosas; el lanzar a la calle de la noche a la mañana a un grupo a trabajadores, no es la manera optima como se enfrenta una situación de crisis, sobre todo viniendo de un medio de comunicación, que se supone, es uno de los entes que cuidan que casos de ese tipo no se repitan en una sociedad precisamente sirviendo de espacio para las voces afectadas y sumando a esto la responsabilidad social que toda empresa se supone que tiene.
No se sabe a ciencia cierta cuáles han sido las razones por las que se dieron los despidos, pero la situación en que vivimos anuncia que seguramente se deba a una crisis económica y profunda de esta empresa de comunicación, sin embargo, y hago hincapié en que dicha situación no puede ser excusa para tomar la desición de despedir a todas esas personas sin previo aviso.
Ante un problema así, es cuando mas se debe proyectar el apoyo de la empresa hacia su personal, comunicándoles con suficiente tiempo el drástico cambio que se vera obligada a tomar o tomando otras medidas como tratar de ubicar a los que pueda, en otras empresas. A ver en qué termina este episodio de LPG y ojala y todos los afectados logren pronto conseguir empleos estables y en empresas más cuidadosas de los intereses y bienestar de sus empleados.
Sobre todo en esta época en que ya se acercan las elecciones y todo se tiende a politizar, sobre todo los empleos, en un país donde, por un lado si no eres afiliado al partido de derecha, te acusan de antipatriota y no te aceptan en ciertas empresas y si no eres del partido de izquierda, te acusan de traidor y no te emplean en ciertas empresas. Al final, el mismo lobo con diferente disfraz y el resto de partidos sin suficiente fuerza política y social como para sacarnos de este atolladero polarizado.
Por cierto, para sumar al clima de inestabilidad política, los candidatos “que no están aun en campaña” pero que se publicitan desde hace meses, continúan en circos políticos, mientras este día aparecen ya reacciones de otros entes como el militar, en los medios de comunicación.
Esta mañana aparece publicado un comunicado de La Asociación de Veteranos Militares de El Salvador General Manuel José Arce ASVEM (LPG 15 de agosto de08 pagina 61), rechazando y lamentando la idea de abolir la Fuerza Armada, expresada por el FMLN. En tal comunicado entre otras cosas, piden a sus “compañeros en armas en situación activa, velar por la permanencia de la FA, y terminan haciendo un llamado a todos los miembros de ASVEM del país, para “Cumplir con los fines y objetivos de la Asociación”
A que cosas se dan en mi país”.

Ahora, a una semana de los despidos, le sumamos que casi ningún medio se dio a la tarea de tomar el tema de los despidos. Solo Colatino retomo el tema llegando incluso a ponerlo como portada, mientras que la radio 102.9 y canal 33, se vieron obligadas a transmitirlo gracias a la intervención de Paolo Luers, quien inteligentemente aprovecho la conexión que hacen ambos medios durante una entrevista matutina, para hablar sobre el caso LPG.
Sin embargo, aun queda mucho por recorrer en este tema y hay que estar pendientes de los acontecimientos dentro de este medio de comunicación.

jueves, 10 de julio de 2008

Un escrito pequeño para una mañana tranquila

Pues cuento que esta mañana (09 de julio) en el programa de Pencho tuvieron como invitado al Sr Roberto Rubio, a quien como para no perder la costumbre jeje, Pencho informo debidamente que Rodolfo "Parker no firmo (nuestra) campaña No pinta, no pega".
Sin embargo, mientras Pencho decía eso, yo pasaba casualmente bajo el paso a desnivel que se encuentra entre Las Cascadas y Multiplaza, y ¿qué creen? las columnas base de dicha estructura a desnivel ESTAN PINTADAS TOTALMENTE con propaganda de ARENA, por cierto si no lo he mencionado, los invitados al programa que pertenecen a ese partido ya firmaron la campaña de Pencho por lo que podría decirse que dicha institución política ya firmo la No pinta, no pega.
Hago de nuevo mención de que la idea de una campaña con el fin de solicitar la no utilización de métodos de pinta y pega en campañas políticas no es mala idea, es un fin defendible, necesario y entendible.
Lo malo es que se vuelva sólo una excusa para hablar mal de quienes acepten ser consecuentes con sus acciones y deciden aceptar cuando no van a cumplir un compromiso, mientras se ensalsa a quienes sí lo acepten pero sólo de la boca para afuera, sin la más mínima seriedad.
¿Qué prefiero: políticos que sean claros y honestos aunque no nos gusten sus desiciones o posiciones; o políticos que se burlen de nosotros aceptando compromisos huecos sólo para endulzarnos los oidos?
Asi que los postes camino a Comalapa están pintados con los colores de ARENA, pero ya firmaron la camapaña "No pinta, no pega".
La calle al mirador tiene postes pintados con los colores de ARENA, pero ya firmaron la campaña "No pinta, no pega".
La calle La Mascota tiene todos los postes pintados conlos colores de ARENA, pero ya firmaron la campaña "No pinta, no pega".
La calle Maquilishuat, también tiene todos los postes pintados conlos colores de ARENA, pero ya firmaron la campaña "No pinta, no pega".
La calle popularmente conocida como "la de Antel Roma", tiene todos los postes pintados con los colores de ARENA, pero ya firmaron la campaña "No pinta, no pega".
Los postes del boulevar Constitución, a la altura de la calle Motocros hacia la Gloria, estan todos pintados conlos colores de ARENA, pero ya firmaron la campaña "No pinta, no pega".
En fín, repito, parece ser que lo importante no es si cumplen o no, lo "verdaderamente" importante es que le digan a los escuchas que ellos ya firmaron, aunque sólo sea por imagen y sin intención de cumplir compromiso.
Por cierto, ¿les conte que ARENA ya firmo la campaña de Pencho sobre No pinta, no pega?, quizás lo olvide jejeje.

martes, 8 de julio de 2008

La no pinta y pega y la falta de fe en el sistema político salvadoreño


La novela sobre la bandera en el redondel Masferrer parece al fin haber terminado, con comunicado en medios escritos y todo. Espero que ahora la clase política nacional se preocupe por VERDADEROS problemas y deje de perder tiempo en cuestiones triviales.
Quizás porque estamos tan acostumbrados como sociedad, a shows vacíos por parte de nuestros políticos, que lejos de buscar soluciones verdaderas a problemas concretos, sólo buscan crear escenarios falsos para diluir atenciones de la opinión pública a verdaderos problemas, o captar votos para sus respectivas campañas e intenciones coyunturales, es que la sociedad salvadoreña cada vez más esta perdiendo la fe en el sistema político nacional, cuya credibilidad se debate entre la vida y la muerte.
Prueba de esto es el poco interés que se despierta en los jóvenes cuando se trata de que hagan valer su derecho y deber de solicitar su Documento Único de Identidad (DUI) y ¿quién los puede culpar?.
El Magistrado Presidente del Tribunal Supremo Electoral, Walter Araujo, reconoció que apenas un 4.6% de los jóvenes con oportunidad de retirar su DUI, han ejercido tal acción. Acaso el hecho de que de 110 mil jóvenes salvadoreños, apenas unos 5 mil habían solicitado su DUI hasta el pasado 19 de junio ¿no es señal para preocuparse?.
Pero que otra reacción podemos esperar de nuestra juventud cuando escuchamos a los propios altos funcionarios escudar y apoyar las campañas adelantadas e ilegales según las leyes, de “nuestros candidatos”, en lugar de sancionarlas; todo bajo la excusa desmoralizante para el pueblo de que “no son campañas porque no llaman al voto”.
Hace unas semanas escuché en una radio una nueva campaña de firmas por la “No pinta, no pega” en las calles salvadoreñas. Desde entonces, muchos actores políticos de nuestro sistema nacional han desfilado por dicha estación y firmado a favor de la mencionada campaña.
Esto no es malo, de hecho, el país necesita entrar en un cambio cultural que permita a largo plazo el erradicar dicha práctica de propaganda, pero esto debe hacerse tomando en cuenta las posibilidades reales de todos los partidos políticos ya que no todos tienen las mismas posibilidades de capital económico para invertir en anuncios de televisión, sobre todo como los dos grandes de siempre que ya tienen propaganda en todos los medios; y además, ajustar de manera organizada y bajo un proceso de etapas dicho cambio es decir, hacerlo a largo plazo para garantizar su real impacto y acatamiento, y no hacerlo sólo por causar revuelo en busca de más leña para el fuego de las campañas políticas adelantadas que tenemos que soportar desde hace unos meses, ante la mirada sumisa del TSE.
Digo esto porque cuando se realiza una campaña de este tipo, se espera que las causas sean legítimas, apegadas a un verdadero deseo de mejorar nuestra sociedad y no simplemente por querer dejar a otros mal parados.
Para el caso, el conductor, Pencho Duque hace hincapié cada vez que puede, de que Rodolfo Parker no firmo su campaña de “No pinta, no pega”, lo que pareciera bueno ante la presión para que los políticos se comprometan de verdad.
Lo malo es que no dice nada cuando se trata de reconocer que otros actores como Suvillaga, de ARENA, con bombos y platillos firmo durante su participación en la radio y hablo las mil maravillas, pero al día siguiente, los postes pintados en diversas calles de San Salvador, continuaban apareciendo con los colores del partido de derecha.
No soy seguidor ni del FMLN ni de ARENA, pero al Cesar lo que es del Cesar; en la extraña lógica de Pencho, parece ser que no importa si los firmantes políticos cumplen realmente el compromiso del “acuerdo de no pinta, no pega”, sino mas bien, lo importante es solamente que firmen. Esto explicaría porque hace de menos la explicación de Parker, de no firmar por no comprometerse con algo que sabe que no cumplirá.
A mi parecer, respeto más a un político que caiga mal pero que sea honesto con sus ideas e intenciones, que a uno que me quiera ver la cara de… apegándose en publico a firmas e ideas que sabe NO RESPETARA ni el ni su partido.
Como muestra, esta mañana Pencho le hizo de nuevo el comentario a su invitado del día, el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Oscar Luna, de que “El dr. Parker no quiso firmar”, lo que inmediatamente secundó la compañera de Duque, Aida Farrar.
Sin embargo, lo que ambos quizás no esperaban es que precisamente varios oyentes de la radio se comunicaran para denunciar en ese momento que en varios lugares de San Salvador, están pintando los postes con los colores de adivinen qué partido firmante: ARENA.
No tengo nada en contra de estos locutores, de hecho, me gusta su programa pero me llamo la atención el hecho de que un político (el cual tampoco es santo de mi devoción) por una vez procurara ser honesto al no aceptar un compromiso que sabe no cumplirá, a pesar de la presión porque firmara y pasara a ser blanco de reproches por esto, en lugar de poner atención en los otros que si firmaron pero convirtieron el compromiso en una burla.
Los oyentes denunciaron la pinta en postes de “la calle de San Salvador hacia Comalapa” y también de “la calle al mirador”.
Yo por mi parte, conducía en ese momento sobre la calle del antiguo Antel Roma, sólo para darme cuenta una vez más, que todos los postes de dicha zona están pintados con los colores del partido firmante tricolor.
Si no existe un real compromiso de los entes políticos, ¿para qué firmar?. Esa misma falta de voluntad, interés y real compromiso es el que aflora en los dos partidos mayoritarios cuando se trata de resolver los problemas nacionales, mientras no vean una ganancia política para sí mismos, no aportan nada ni colaboran en nada. Al contrario, sólo se preocupan por tirarse acusaciones uno al otro y causar más polarización a una sociedad que lo menos que necesita es violencia y siembra de odios.

"Circopolíticodegradante" para el pueblo, nuevo capítulo


Una nueva semana durante la cual caí en una crisis de salud acaba de terminar. Muchas cosas me sorprendieron durante estos 5 días aunque quizá lo más positivo fue la liberación de Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC durante 6 años y quien gracias a un movimiento del ejercito colombiano, fue rescatada sólo para darnos a todos una muestra de su carácter férreo y sus grandes ganas de vivir, ya que apenas un día después de su rescate, ya estaba frente a los medios de comunicación del mundo, enviando mensajes de esperanza y de su fe en su natal Colombia.
Del lado gris tengo que mencionar que una vez más, los salvadoreños que no profesamos bandera de ARENA ni del Frente, nos vimos envueltos en un show “circopolíticodegradante”, que esta vez incluyo los símbolos patrios y todo. A nueva cuenta, el candidato presidencial por ARENA decidió que el colocar una bandera nacional sería buen punto para su campaña, pero el problema no fue eso, sino que por un lado, debido a la actitud de algunas personas que mostrando alto grado de intolerancia y de capricho, decidieron bajar la bandera sin entender que no era un símbolo partidario, sino nacional, dieron la excusa perfecta para que la derecha se volcara en un circo mediático donde a todo el mundo se le “olvidó” que durante esta semana el valor del combustible se incremento en un 35%, llegando a los $5 o más tanto en gasolinas como diesel; o que las estadísticas demuestran un alza en los asesinatos durante lo que va del año; o que el número de deportados por delitos de EUA a El Salvador, ha aumentado un 50% desde 2007, lo que trae claras consecuencias a nuestra sociedad; o que en tres municipios de San Salvador fueron encontrados los cadáveres de 3 hombres jóvenes, atados de pies y manos, características que podrían ser señal de un posible regreso de tácticas usadas por viejos grupos de exterminio.
Pero a todo esto, nuestros medios nos inundaron con la “importante” nota sobre la refriega de la bandera, que se extendió mucho más cuando en un segundo capitulo de esta novela, aparecía el candidato a alcalde de San Salvador, Norman Quijano, colocando una nueva bandera y días después protagonizando una rabieta contra un trabajador de la alcaldía capitalina, que contrario a lo que pensaba el diputado, trataba de bajar la bandera del frente que habían colocado en lugar de la nacional.

El problema no fue realmente el colocar o no la bandera nacional, que precisamente POR NO ser símbolo de ningún partido en especial, sí representa a TODOS los salvadoreños dentro y fuera de nuestra patria; sino, la actitud cirquera con que nuestros políticos actúan siempre que creen haber encontrado el tema perfecto para “dar un buen golpe al otro bando” y que esta vez lastimosamente incluyo un símbolo patrio.
La única vez que he visto a un miembro del frente dando declaraciones que rompen con la coyuntura cirquera del día, fue cuando Salvador Sanchez Cerén, ante la pregunta sobre la actitud del candidato Quijano de colocar por segunda vez una bandera en el redondel Masferrer, en lugar de iniciar otro capitulo novelesco, se limitó a decir que la bandera nacional es de todos y que el podía colocarla si así lo deseaba.
Felicito esta posición porque como dije anteriormente, no se trato de una bandera de ARENA ni de otro partido en cuyo caso si era necesario que se quitara del lugar, sino de la bandera de El Salvador, la cual nos debe identificar como salvadoreños en cualquier lugar, dejando a un lado el nacionalismo cirquero.
Al final, la semana terminó como todas las demás, con risas y llantos sobre el asunto, que no tenía verdadera importancia ya que existen problemas mucho MÁS IMPORTANTES en nuestra patria que el colocar o no una bandera en una plaza.
Sin embargo, lamento que estos hechos se den porque quitan energía a la población y lo único que logran al final, es aumentar la ya de por si gran intolerancia y polarización que hay en nuestro país.
A la vez me alegra que con estos episodios salgan a flote reacciones como la de Eduardo Barrientos, quien en un ataque de descontrol típico arremetió contra la bandera del frente llamándola “trapo sucio, franela para lavar carros”. Me alegra porque queda al descubierto la buena desición que tomaron los altos mandos del partido de derecha al no dejar a este señor como candidato presidencia, ya que dio muestras de su total intolerancia.
Reitero que no me inclino por ninguno de los dos mayores partidos políticos del país, pero me llamo la atención la total perdida de respeto de este señor que, olvidando que aunque a él no le guste esa bandera, la misma es un símbolo que representa a muchos salvadoreños que murieron persiguiendo un ideal. En este caso, es como las religiones, cada quien tiene derecho a tomar para si la que mejor le parezca según sus valores y convicciones, pero NADIE tiene el derecho de insultar a otros sólo porque escogieron una diferente a la propia.
Quizás en medio de todo esto, es que podamos encontrar las razones de porqué los jóvenes salvadoreños han perdido casi totalmente la fe en nuestro sistema político partidario, motivo por el que la mayoría ha optado por no retirar el DUI como señal o advertencia de que no están interesados en votar por los mismos actores políticos de siempre, esos que nos tienen ya tan acostumbrados a capítulos tan desconcertantes como el relatado sobre la bandera.
No se puede pedir paz y hablar de futuro, sino se piensa de corazón en la reconciliación y en la búsqueda o construcción de una sociedad que tolere y acepte las diferencias de toda índole entre quienes la conforman y esto se aplica tanto para quienes portan banderas y cachuchas de color rojo, como para quienes las portan de color azul blanca y roja. TODOS debemos mostrar una verdadera intención de superar nuestras diferencias y dejar de una vez por todas, los llamados a la violencia e intolerancia, porque vengan del lado que vengan CAUSAN EL MISMO DAÑO a nuestro país.
Por cierto y como simple curiosidad ¿alguien ha notado que la mentada bandera que bajaron del redondel Masferrer, es diferente a la que se supone puede ser utilizada en sitios públicos? (ver nota de EDH con foto), es decir, lleva una franja blanca con el escudo nacional en lugar de la leyenda "Dios, Unión y Libertad", ¿que raro no?. Si alguien sabe el porqué o algo sobre eso, que nos explique por favor.

martes, 22 de abril de 2008

Un día más...

El tiempo dirá si la mejor opción para el país esta realmente en los dos grandes partidos de siempre, que para variar, comparten criticas de corrupción, altanería política y pérdida de credibilidad por parte de la población. Los que miran a la derecha, creen que el pueblo aún aguanta algunos años más de crisis económica, corrupción y desmanes gubernamentales; mientras que quienes miran a la izquierda piensan que sembrar odio y violencia es el camino que se debe seguir. Mientras tanto, los que no pensamos que la solución esté en manos de alguno de los actuales dirigentes políticos del país (decualquiera de los partidos políticos existentes), seguimos esperando el aparecimiento de “cabezas pensantes” en la política nacional. Pienso que la opinión de un niño seguramente tiene más valor y coherencia que la de cualquier político de nuestro país, y no porque no crea en "ellos", sino porque estoy convencido que la del menor tendrá más coherencia social y buenas intenciones que las de los segundos. Así estamos por el momento, mientras el tiempo pasa y la vida nos regala amargas sorpresas como la pequeña niña de 14 meses que fue violada por dos aberrantes sujetos o las amenazas de paro de autobuses y cierre de gasolineras que suman "pintoresca alegría" a nuestro diario vivir. Por cierto, ¿qué saben ustedes sobre unos anuncios de laptops en Internet que sirven de gancho para que malhechores encuentren victimas a las cuales amenazar y extorsionar?
A que vida en mi país... pero con todo y eso, como quiero a mi país.

miércoles, 30 de enero de 2008

Nuevo Año, nuevas esperanzas (a propósito de no escribir antes)


Nuevo año, nuevas expectativas. A pesar del alo de pesimismo que ha dejado el 2007 debido a la situación económica (alto costo de la vida, desempleo), social (aumento de la violencia, delincuencia, etc.) y política ( mayor polarización), y situaciones como las declaraciones de nuestra Ministra de Educación, Darlin Meza, quien dijo en un canal de televisión que si la ponían a escoger entre pagar impuestos a una alcaldía o invertir fondos en la educación de los jóvenes, no lo pensaba dos veces, prefería no pagar impuestos para “invertir en educación” (vaya extraño ejemplo de un funcionario público: No paguen impuestos y busquen excusas para justificarlo), entramos ya en este nuevo año con muchas vibras positivas.
Pienso que cada nuevo año es una oportunidad para iniciar cambios que no se lograron el anterior por diferentes razones. Nuestro país continúa sumido en una espiral de polarización, violencia y corrupción, pero este nuevo periodo puede ser el nacimiento de una nueva esperanza (y no me refiero a slogan políticos de campaña), de un nuevo tiempo y espacio para hacer las cosas y retomar cualquier proyecto o intención que dejamos a un lado, y renovar esfuerzo para completarlo.
Aun me llena de molestia y resentimiento notas como la de José Gómez, persona no vidente que fue demandado por su asaltante "por lesiones graves", ya que trató de defenderse con su machete cuando se sintió agredido; pero quiero pensar que ese tipo de absurdos no serán repetidos en estos nuevos tiempos, aunque la actitud de nuestros diputados (vaya castigo para nosotros), de recetarse sendos aumentos de sueldo me dejan cierta duda.
Es cierto que la polarización ha invadido como un cáncer nuestro país, pero de igual manera hay que reconocer que aún existen muchas personas que abogan por un trabajo a favor de la disminución de dicho fenómeno político. Al menos hay esperanzas mientras existan salvadoreños que antepongan sus valores e ideales de paz en esta golpeada nación.
Un nuevo año, una nueva esperanza y mayores ganas de continuar buscando lo justo, ético y correcto en una sociedad que tal vez aún no esta tan perdida.
Feliz año 2008 (mejor tarde que nunca).