domingo, 7 de septiembre de 2008

¿Corrupción en la PNC?, los medios de comunicación parecen decir que sí


No cabe duda que a pesar de que ya deberíamos estar acostumbrados a las noticias sobre corrupción, la resignación nunca garantiza que no nos sorprendamos e indignemos cuando descubrimos un nuevo caso de corrupción en las instituciones públicas nacionales.
Al menos eso fue lo que sentí cuando leí en diversas notas, sobre posibles hechos de corrupción en insittuciones que se suponen, deben velar por resguardar la seguridad de los salvadoreños, como el caso de la Policía Nacional Civil y la Interpol, división El Salvador.
En una nota del periódico CoLatino, se señalan acusaciones en contra del Subcomisionado de Interpol El Salvador, Jacobo Flores Velásquez, a quien vinculan con supuestas negociaciones ilícitas, irregularidades administrativas y disciplinarias en contra de algunas personas de la PNC, e incluso se señala que este subcomisionado fue asignado pese a expedientes disciplinarios en su contra.
Esto toma mayor relevancia cuando apenas 2 dís después, aparecen en los periódicos nacionales la noticia de posibles irregularidades en la Policía Nacional Civil, concretamente relacionadas al ex director de esa corporación policial, Francisco Rovira Mejía. El actual director de la PNC, Tobar Prieto, expresó que actualmente se está realizando una auditoria interna que permita definir si existen irregularidades financieras cometidas durante el período de Rovira.
Pero alguna razón de peso debe existir para que los medios de comunicación publicaran información de posibles irregularidades, como el caso de El Diario de Hoy, que señala: "Aún se desconoce –oficialmente–la cantidad de personas que fueron contratadas como asesores o colaboradores por el ex directorFranciscoRovira. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Seguridad explicaron queRovira habría empleado a una cantidad de personal que sobrepasó la capacidad financiera y eso habría derivado en una crítica situación de la institución"; y que además indica acciones como la compra de un gimnasio por un valor de $27 mil, por parte del ex director.
O La Prensa Gráfica, que señala en sus páginas: "Las contrataciones anómalas al interior de la Policía Nacional Civil (PNC) durante los seis meses que permaneció al frente de la institución Francisco Rovira no solo involucran a los nueve asesores que tenía el ex funcionario en la dirección, sino que también la incorporación de tres familiares del subcomisionado Mauricio Antonio Arriaza Chicas, actual jefe de la delegación de Santa Ana, a diferentes oficinas de la corporación policial".

Asi es la vida, mientras se habla de sueldos de $2000 para los asesores contratados por Rovira, se señala en los mismo medios, que policias que gozan de un bono de $114 mensuales, se quejan de que aún no han recibido el pago de este, desde el pasado mes de julio y que atribuyen la tardanza del pago a la mala administración deRovira, quien parecía estar más ocupado en asuntos "más relevantes", como formar la banda de guerra más grande del país, según EDH.
Que exista corrupción dentro de una institución como la PNC no es algo nuevo, sólo basta recordar escritos como el de revista Proceso, de la UCA, del año 1997, cuando señalaba "Asesinatos, robos, secuestros, violaciones y actividades de narcotráfico han tenido como protagonistas directos a agentes y mandos medios de la PNC; varios de ellos, incluso, han sido expulsados del cuerpo policial".
Sin embargo, esperamos y mantenemos la fe, de que la entrada de un nuevo director a la corporación policial ayude a erradicar, o al menos minimizar los casos de corrupción en dicha entidad; y que igual suceda en el caso Interpol, si es que existen realmente indicios de corrupción en su interior, ya que si no podemos confiar en nuestras insitituciones, y sobre todo en las que se suponen velan por nosotros, estaremos perdidos.
Sólo espero que si se llegase a comprobar que en ambas instituciones sí existe corrupción, no se deje un vacío de justicia ante alguna enfermedad como catarro o "angina de pecho", como en otros casos.

Felíz 15


Se aproxima un nuevo 15 de septiembre. Una nueva fecha para que los medios de comunicación retomen la fiebre patriótica y realicen el llamado al pueblo para que recuerde lo hermoso que es nuestro país y su historia.
Ojalá y no se torne una oportunidad más para que los tentáculos de la incipiente politiquería nacional se tome la tarea de arruinar las festividades, con maniobras que conviertan las celebraciones en vulgares retazos de campañas políticas bajas y mediocres.
Sin embargo, mi interés esta vez no recae en hablar de lo anterior, que de seguro a mediados de las festividades patrias, ya se dará más de una portunidad para hablar del tema.
Esta vez sólo quiero recordar a alguien en quien no he pensado mucho en los últimos años, una persona a quien aprecié como amigo y que nos dejo antes de lo esperado. A quien por un capricho de la vida, a pesar de la amistad que nos unió, quizá por una maniobra "inconsientemente a propósito", si es que esto es posible, olvidé.
Ya no recuerdo la fecha en que por cuestiones que no vienen al caso, lo arrancaron de la vida; pero tal y como alguna vez decidi tomar una fecha importante para ubicarlo en mis recuerdos, tomaré prestada un año más, la fecha de nuestra historia patria para desearle paz y descanso.
Amigo, espero que todo este bien por hallá y que de alguna manera sepas que se te recuerda el 15, sin motivo, sin fecha, sin nombre...tu sabrías que siempre fui asi. Total, la vida sólo es una, aquí o aya...sólo una.
QDDG.